martes, 15 de mayo de 2012

Reunion mundial sobre residuos electrónicos lanza llamado a intensificar esfuerzos publico privados en países en vías de desarrollo

De Izquierda  a derecha: Marco Buletti, Co-Presidente de PACE; Miguel Araujo, Director del CRCB-CAM; David Toledo, Coordinador de Área de Tecnología e Información; Oladele Osibanjo, Co-Presidente de PACE; Matthias Kern, Representante de la Secretaría del Convenio de Basilea. 

Este importante cónclave, además, permitió compartir avances y desafíos en diferentes países de América Latina y Asia, como Costa Rica, Colombia, Perú, Brasil, Argentina y Taiwán, así como la retroalimentación de expertos internacionales a los lineamientos de la Estrategia Nacional de Residuos Electrónicos de El Salvador. Posteriormente, más de 50 expertos en residuos electrónicos procedentes de diferentes países miembros de la Asociación Mundial para la Acción en Equipos de Computación (PACE, por sus siglas en inglés) formaron parte de la 5ª Reunión. En este encuentro fue formulado un llamado a intensificar esfuerzos publico-privados en países en vías de desarrollo relacionados con la gestión ambientalmente responsable de equipos de computación usados y al final de su vida útil. Con esto se pretende destacar las oportunidades de generación de empleo y de contribución al valor agregado en estos países siempre y cuando se apliquen prácticas ambientalmente responsables. Este Diálogo Internacional se realizará nuevamente en nuestro país en un año.

 “La visión de PACE sigue siendo una contribución para una sociedad que va a reciclar más en un ambiente adecuado. Estoy orgulloso que esta reunión se realice en El Salvador, porque es la oportunidad para los países latinoamericanos para que se involucren en PACE. Estoy seguro que tenemos muchos puntos en común, pese a que somos de diferentes países. PACE es algo clave y ya hemos presentado diferentes documentos aportando guías para hacer proyectos pilotos para encontrar las mejores prácticas disponibles”, dijo Marco Bulletti, Copresidente de PACE. La 5ª reunión de PACE reunió a representantes de la industria, gobiernos, de los centros regionales del Convenio de Basilea, organismos internacionales y ONG, quienes destacaron la prioridad de impulsar actividades conjuntas publico privadas en este importante tema, pues el manejo inadecuado de los residuos electrónicos afecta en forma severa la salud y el medio ambiente. Oladele Osibanjo, también Co presidente de PACE, se refirió a la temática de la reunión con “un problema globalizado porque el mundo continúa consumiendo productos electrónicos, pero de pronto se encontró víctima de un tsunami de residuos incontrolables. así que ahora es un problema porque los países desarrollados no procesan sus propios residuos, así nace PACE”. PACE preparó directrices técnicas sobre la gestión ambientalmente responsable de equipos de computación usados y al final de su vida útil, que fueron aprobadas en la Décima Conferencia de las Partes del Convenio de Basilea en Octubre del 2011, en Cartagena, Colombia. Estas directrices incluyen la reparación y rehabilitación de equipos, el aprovechamiento de materiales y reciclaje de los mismos, así como su movimiento transfronterizo. En la reunión de San Salvador, se amplió el rango de actividades de PACE para incluir un documento que sirva de guía para la formulación de políticas públicas y para el establecimiento de sistemas eficaces de recolección de equipos de computación usados y al final de su vida útil. Representantes del Consejo de la Industria de la Información (ITI), que aglutina a toda la industria de la información a nivel mundial, destacaron el interés de varios de sus miembros en apoyar acciones publico privadas a nivel regional, mientras que el Fondo Mundial del Medio Ambiente (GEF) compartió una línea de financiamiento para este tipo de actividades debido a su alta relevancia.
¿Qué es PACE? La Asociación Mundial para la Acción en Equipos de Computación (PACE) es una asociación público-privada creada bajo el Convenio de Basilea, e incluye a más de 100 expertos de gobiernos, 10 Centros Regionales del Convenio de Basilea, asociaciones de la industria de productos electrónicos y de reparadores/rehabilitadores y recicladores, ONG, Universidades y DELL. El Convenio de Basilea es el tratado global ambiental más extenso sobre desechos peligrosos. Tiene 178 países miembros. Los objetivos fundamentales del Convenio son la reducción de movimientos transfronterizos de desechos transfronterizos, la prevención y minimización de su generación, la gestión ambientalmente responsable de dichos desechos y el fomento activo de la transferencia y uso de tecnologías más limpias. A manera de impartir entrenamiento, transferencia de tecnología, información, consultoría y actividades de concientización sobre asuntos relevantes a la implementación del Convenio de Basilea y la gestión ambientalmente responsable de desechos peligrosos y otros desechos en los países que asisten, se han establecido 14 Centros Regionales de Entrenamiento y Transferencia de Tecnología ubicados en diferentes regiones del mundo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada