viernes, 30 de enero de 2015

Dra. Cristina Cortinas, comparte muy gentilmente con el CRCB-CAM, la Guia de Prevencion de Residuos Peligrosos en el Hogar



La Dra. Maria Cristina Cortinas, obtuvo el grado de Licenciatura en Biología de la Universidad Nacional Autónoma de México, el Doctorado en Ciencias de la Universidad de París y el certificado de entrenamiento en Gestión de Residuos Peligrosos del Swedish Board for Investment and Technical Support (BITS) de Suecia, por mas de 30 años se a dedicado a la investigación Medioambientales.

como todos generamos residuos peligrosos desde el hogar hasta en los centros educativos, oficinas, establecimientos industriales, comerciales y de servicios, actividades agropecuarias, forestales, pesqueras y otras, que de acuerdo con la legislación en la materia, debieran estar aplicando medidas para evitar su generación y manejarlos de manera ambientalmente adecuada, debemos asegurarnos de que así sea y contribuir a ello difundiendo información, compartiendo conocimientos, ofreciendo capacitación, así como fortaleciendo la infraestructura de servicios para ello.
Como el buen juez por su casa empieza, espero que la Guía anexa les ayude a identificar los productos químicos que contienen sustancias peligrosas usados en sus hogares que pudieran evitar consumir, pues al desecharse se convierten en residuos peligrosos que debieran manejarse de manera segura y ambientalmente adecuada. En el caso de México, la legislación prevé que este tipo de residuos se sujeten a planes de manejo o se lleven a centros de acopio especiales para residuos peligrosos, lo cual está en proceso de desarrollo y los artículos que difundo buscan contribuir a que ello tenga lugar, aprovechando las experiencias de otros países.  
En la guía adjunta se informa, por ejemplo, que los alkil fenol etoxilatos, ingredientes surfactantes comunes en los limpiadores caseros, muestran efectos “disruptores endócrinos”, causantes de efectos adversos reproductivos en las especies silvestres expuestas a las aguas contaminadas con ellos. Los productos que contienen fósforo o nitrógeno pueden contribuir a provocar carga orgánica en los cuerpos de agua, que causan efectos adversos en la calidad del agua, por ejemplo brotes de algas en las vías de agua y lagos dentro de tierra. Los compuestos orgánicos volátiles en los productos de limpieza pueden afectar la calidad del aire intramuros y contribuyen también a la contaminación ambiental y formación de smog. Ejemplos de los materiales peligrosos contenidos en productos de belleza, incluyen el dibutil ftalato (o DBP por sus siglas en inglés) que se encuentra en los barnices de uñas, en productos para teñir el pelo y blanqueadores, desenrizadores, tratamientos de uñas y blanqueadores de la piel.
Para tener una idea de las repercusiones en la salud derivadas del consumo de este tipo de productos, les anexo dos publicaciones recientes de investigaciones realizadas en México, sobre la exposición a sustancias tóxicas derivada de ello (Personal care product use and urinary levels of phthalate metabolites in Mexican women) y los riesgos de cáncer de mama que pudieran estar asociados a la exposición a ftalatos (Exposure to Phthalates and Breast Cancer Risk in Northern Mexico).
A través del Acuerdo Nacional Voluntario para la Gestión Integral de las Sustancias Químicas, se abre una oportunidad de trabajo interdisciplinario e interinstitucional, para diagnosticar y controlar los problemas asociados a la exposición a aquellas sustancias que son tóxicas o peligrosas, que debiéramos aprovechar.
Por lo anterior, les invito a difundir estos materiales y a sumarse a este esfuerzo para lograr que en el año 2020, las sustancias químicas sean usadas y producidas en formas que tiendan hacia la minimización de los efectos adversos significativos sobre la salud humana y el medio ambiente.
El Convenio de Basilea es el acuerdo global del medio ambiente más completo en materia de desechos peligrosos y otros desechos con más de 170 Estados miembros, y su área de acción cubre la reducción en la fuente, recolección, el transporte y la eliminación de los desechos peligrosos y de otros desechos, incluida la vigilancia de los lugares de eliminación. La ejecución del Convenio se apoya en un Plan Estratégico establecido para 2002 a 2010, el cual es una herramienta del Convenio para el control y la reducción de los movimientos transfronterizos de Desechos Peligrosos y a mayor escala la reducción y eventualmente la eliminación de la generación de estos desechos. Además, la promoción activa del uso y transferencia de tecnologías más limpias, en conjunto con alianzas público-privadas a todo nivel, que permitan la participación activa de todos los sectores de la sociedad internacional en alcanzar los objetivos del Convenio.
Debido a que se ha integrado una Secretaría única de convenios relacionados con sustancias químicas y desechos peligrosos (Convenios de Basilea, Estocolmo, Rotterdam y Minamata), el CRCB-CAM apoya la implementación de todos estos convenios en Centroamérica y México, además del Protocolo de Montreal. El Centro está instalado en las oficinas de la Secretaría Ejecutiva de la Comisión Centroamericana de Ambiente y Desarrollo, que se encuentran junto a las oficinas de la Secretaría General del Sistema de Integración Centroamericana (SICA), a efectos de facilitar la coordinación con los esfuerzos regionales y contribuir con la gestión ambientalmente responsable de los materiales peligrosos en la región centroamericana.
Favor acceder a los siguientes vínculo.





Páginas del CRCB-CAM en Internet:


















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada